- Publicidad -
Inicio Destacados Detienen en Alicante a un fugitivo buscado en Dinamarca por agredir sexualmente...

Detienen en Alicante a un fugitivo buscado en Dinamarca por agredir sexualmente a su hija menor de edad

En una operación distinta, la Policía Nacional ha detenido en Marbella a un segundo fugitivo buscado en Francia por tráfico de drogas y organización criminal.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Benisa (Alicante) a un fugitivo de origen islandés al que le constaba una Orden Europea de Detención y Entrega, interpuesta por las autoridades danesas, por delitos de agresión sexual a su propia hija menor de edad, lesiones graves y pornografía infantil.

Las agresiones se llevaron a cabo entre los años 2006 y 2010 tanto en Islandia como en Dinamarca. El fugitivo, con uso de violencia e intimidación, forzó a la menor a mantener relaciones sexuales en aproximadamente diez ocasiones. Para superar la resistencia impuesta por la niña, la golpeó en algunas ocasiones, dándole patadas en el cuerpo y en la cabeza y propinándole golpes con varios objetos domésticos, provocándole lesiones de gravedad.

Las agresiones se llevaron a cabo entre los años 2006 y 2010 tanto en Islandia como en Dinamarca. El fugitivo, con uso de violencia e intimidación, forzó a la menor a mantener relaciones sexuales en aproximadamente diez ocasiones. Para superar la resistencia impuesta por la niña, la golpeó en algunas ocasiones, dándole patadas en el cuerpo y en la cabeza y propinándole golpes con varios objetos domésticos, provocándole lesiones de gravedad.

Agentes de la Policía Nacional trasladan al detenido a dependencias policiales.

Se investigaba desde el pasado mes de junio y, tras varios días de investigación y numerosas vigilancias, se detectó su presencia en las inmediaciones de su domicilio y fue arrestado.

Detenido un segundo fugitivo buscado por Francia

En una operación distinta, agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad malagueña de Marbella a un fugitivo al que le constaba una Orden Europea de Detención y Entrega, interpuesta por las autoridades francesas, por tráfico de drogas y organización criminal. El huido tenía antecedentes por delitos contra el orden público, delitos contra la seguridad del Estado, tráfico de drogas y organización criminal.

Gracias a las investigaciones policiales y a la coordinación internacional se pudo ubicar su posible domicilio, siendo detenido en una de sus escasas salidas cuando circulaba junto a su familia portando documentación falsa. El fugitivo era responsable, presuntamente, de una organización dedicada al transporte de hachís en grandes cantidades. Para ello, recogían el estupefaciente en diversas partes de España y lo ocultaban en camiones para llevar a cabo su traslado a Francia.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Más populares

La Directora General se ha reunido con los responsables de la Guardia Civil en Andalucía

La Directora General de la Guardia Civil, María Gámez, ha mantenido una reunión de trabajo con los responsables de la Guardia Civil...

La Policía Nacional ha detenido a doce personas por poseer y distribuir material de abuso sexual infantil a través de Internet

Agentes de la Policía Nacional han detenido a doce personas en las provincias de Alicante, Almería, Barcelona, Madrid, Pontevedra y Valladolid por...

La Policía Nacional ha detenido a una fugitiva conocida como «la Señora» buscada en Estados Unidos por tráfico de drogas

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Barcelona a una fugitiva, conocida como "la Señora" o "la Jefa", buscada por traficar...

La Directora General se ha reunido con los responsables de la Guardia Civil en las Comandancias de Algeciras y Cádiz

La Directora General de la Guardia Civil, María Gámez, ha mantenido una reunión de trabajo con los responsables de la Guardia Civil...

Últimos comentarios

Pacoventura on ORGULLO DE SER UIP
Paco on Apto Oficial
Carlos on Reivindicando el Z
Pacoventura on Entrada flagrante
Carlos on Reivindicando el Z